En procesos de soldaduras oxi-gas pueden ocurrir, de manera imprevisible, accidentes debidos a un eventual defecto en el soplete, o aun, a una manipulación inadecuada.

Para prevenir efectos peligrosos de tales accidentes, como una explosión, debida al retroceso de la llama, son utilizadas las válvulas cortallama.

Las válvulas CF 20 son montadas en reguladores de presión, instalados en cilindros o redes de gas.

Ofrecem la ventaja de no sufrer los efectos mecánicos, provenientes de la manipulación, como las válvulas de manguera, una vez que son instaladas en posición inmóvil, en los proprios reguladores de presión.

Son desprovistas de qualesquier componientes inflamables y desarrolladas para interrumpir con seguridad un retroceso de llama.

Se presentan en las siguientes versiones:

  • CF 20 O - color azul, para oxígeno, rosca de conexión derecha
  • CF 20 G - color amarillo, para gas combustible, rosca de conexión izquierda

Son ejecutadas en conformidad con la ley no. 6514 - NR 18/Mtb Par. 18.11.6 “Las mangueras deben poseer mecanismos contra el retroceso de llama”.

La válvula CF 20 O es prevista para una presión de trabajo de hasta 10 kg/cm2 y la CF 20 G, de hasta 3kg/cm2.